Actualmente, en general, como usuarios, cometemos un error bastante común en nuestras instalaciones de agua en circuito cerrado: la ausencia de mantenimiento.

Tratar el agua de calefacción es una acción que debemos ejecutar cada cierto tiempo (dependiendo de la instalación), la cual nos dará dos beneficios fundamentales:

  • Preservar las instalaciones
  • Ganar en eficacia de forma duradera

 

En nuestra amplia experiencia en el mantenimiento y en el arreglo de este tipo de instalaciones, hemos visto una serie de problemas comunes. Esto viene dado en origen por una cosa: el tipo de agua.

 

En el amplio territorio peninsular, tenemos 5 tipos diferentes de aguas. El que tenemos en la zona norte, que es donde operamos principalmente, es un tipo de agua de baja o media salinidad, con una dureza moderada. Los riesgos que tenemos con este tipo en circuitos de agua caliente, son fundamentalmente dos, la formación de incrustaciones (generación de lodos), y en menor medida la corrosión dependiendo del tipo de circuito.

Un ejemplo reciente de este problema nos le encontramos en una instalación de suelo radiante de la que recibimos el aviso de su mal funcionamiento. Esto fue lo que nos encontramos:

 

 

Esto puede causarnos diversos problemas, podemos encontrarnos en nuestros sistemas de calefacción la existencia de ruidos, la pérdida progresiva de la capacidad de calentamiento, la aparición de lodos, podemos tener problemas de fugas, así como una corrosión que acabe por inutilizarnos el sistema.

Las soluciones preventivas que no debemos pasar por alto consisten en la limpieza del conducto a través de productos que incorporan principios activos desincrustantes y dispersantes, que harán recuperar a nuestro circuito su estado natural librándole de impurezas e incrustaciones.

Desde Ingeosolar os animamos a no dejar de lado este importante aspecto en la salud de nuestras viviendas, recordándoles que pueden contar con nosotros para cualquier duda o necesidad de asesoramiento que necesiten, y la certeza de que con la ayuda de los productos con los que trabajamos, altamente cualificados, nos aseguraremos de mantener el buen estado de nuestros circuitos cerrados de agua caliente.

 

 

Fuente consultada: Cillit

Mapa de dureza del agua: Iagua