Comienza el buen tiempo y es el momento de empezar a pensar en disfrutar de esa cabaña en el monte que tienes un poco abandonada. Tranquilidad, naturaleza y quizás unas cervezas frías. El plan perfecto. Pero hay un pequeño problema. Tu nevera no funciona porque no hay electricidad en la casa y tampoco hay acometida cerca. ¿Qué hacer? La energía solar fotovoltaica es la solución.

Solar Fotovoltaica

La energía solar fotovoltaica nos permite llevar la electricidad a cualquier tipo de vivienda de forma limpia y eficiente. El ejemplo perfecto de esto es la instalación fotovoltaica que realizamos en una cabaña aislada de Anievas. Esta vivienda está alejada de los centros de distribución de corriente, lo que hacía inviable la ejecución de las obras necesarias para el abastecimiento de energía por medios convencionales mediante la extensión de la acometida eléctrica.

Sus dueños no lo dudaron. La energía solar fotovoltaica les proporciona la potencia eléctrica imprescindible para cubrir todas sus necesidades. Además, se pudieron beneficiar de las ayudas a la electrificación mediante el empleo de energías renovables en edificaciones aisladas del medio rural del gobierno de Cantabria. En este caso, la subvención supuso el 30% del presupuesto total de la instalación.

 

Además de ser una alternativa a acometidas inviables o demasiado caras y de contar con la posibilidad de subvenciones, la energía solar fotovoltaica reduce el consumo eléctrico y mejora la calificación energética de la vivienda. Sin duda, las ventajas de esta solución energética la hacen tremendamente atractiva y los dueños de la cabaña de Anievas ya están disfrutando de la paz y el confort de su vivienda en plena naturaleza. ¡Y de la cerveza bien fría!