ahorrar calefacción en inviernoCon el comienzo del frío poder disfrutar de un hogar confortable y hacerlo ahorrando en calefacción es posible siguiendo unos sencillos trucos que nos ayudarán a disfrutar sin necesidad de ver perjudicada nuestra cartera.

Aunque parezca que gastamos poco en calefacción y agua caliente, si miramos con cuidado nuestras facturas y echamos mano de la calculadora nos daremos cuenta que más del 50% del consumo de energía de nuestras casas se va precisamente en el gasto de la calefacción y agua caliente. A lo que hay que sumar los elevados precios que puede llegar a tener el gas, la electricidad o gasóleo. Es por ello que el tema de la eficiencia energética es algo muy importante y cada día a tener más en cuenta, porque una buena elección del sistema de calefacción y agua caliente que tengamos en nuestro hogar puede hacer que nos ahorremos mucho dinero todos los meses.

Sistemas de calefacción eficientes para ahorrar

No siempre los sistemas convencionales y que todos conocemos son los que mejor pueden cumplir con dos premisas claves: que nuestro hogar sea confortable sin que ello nos suponga un desembolso de dinero sustancial cada vez que necesitemos usarlo.

Cada casa, local o negocio tiene unas características particulares, no solo por su distribución y uso sino también por el lugar geográfico en el que se encuentra. Un conveniente aislamiento de la vivienda nos ayudará a que la eficiencia energética mejore pero no es el único factor ni el más determinante.

En muchos casos ya podemos optar por sistemas de biomasa (pellets), que además de ser una energía limpia y que tiene unas emisiones de CO2 muy bajas, resulta un combustible económico, especialmente con la instalación de las termoestufas a las que podemos tener conectados los radiadores sin ningún tipo de problema.

Otra de las opciones para tener una calefacción eficiente es la aerotermia junto con suelo radiante, por eso no es de extrañar que cada día más gente opte por ella, ya que con muy poco consumo de luz puede ser una de las mejores opciones si buscamos una calefacción limpia y sobretodo económica en el uso.

Sin duda el gas natural sigue siendo la opción preferida por muchas personas aún y también con él se puede ahorrar, ya que las calderas de condensación actuales consiguen ahorros de hasta un 30% de consumo frente a las antiguas.

La geotermia y la energía solar también son interesantes formas de conseguir un hogar en el que el uso de la calefacción y agua caliente no se convierta en un lujo.

Lo más importante siempre es tener una instalación que se ajuste a nuestras necesidades para evitar que por ser insuficiente nos obligue a hacer un uso energético desmesurado.

Consejos para ahorrar calefacción

Sí aún teniendo una instalación de calefacción acorde a nuestras necesidades deseamos ahorrar aún más calefacción, existen sencillo trucos con los que vamos a conseguirlo.

Es muy importante realizar todos los años las revisiones y mantenimientos de las calderas,  siempre realizados por los servicios técnicos para garantizar una combustión perfecta y optimizada. En el caso de tener bomba de calor recuerda que es necesario limpiar los filtros.

Si disponemos de radiadores siempre es conveniente antes de empezar a usarlos en cada invierno revisar si calientan al completo, de no ser así deberemos proceder a purgarlos.

Usar termostatos hace que ahorremos hasta un 30% en el consumo de nuestra calefacción, incluso en las habitaciones de mayor uso podemos instalar en los radiadores válvulas de radiador termostáticas que nos permitirán una mejor regulación y uso de los radiadores.

No tener las ventanas abiertas mientras usamos la calefacción también es muy importante y para aumentar la sensación de calor en cada estancia con el mínimo consumo también debemos tener las puertas cerradas.

Encender la calefacción sólo cuando sea necesario y programar una temperatura adecuada ayuda al ahorro energético ya que cada grado de más que subamos la temperatura a la que debe llegar nuestra calefacción el consumo energético aumentará un 7%.